Del Curriculum Vitae al Personal Branding


I amRecientemente asistia a Euncet a una formación sobre la red social de LinkedIn impartida por Alex López (Formador LinkedIn en Inesdi y Director en Retail Meeting Point) . Fue batante grato, porque  aún y conocer ya los múltiples valores profesionales que esta red social aporta, siempre hay conocimientos por descubrir, que estan ahí latentes, pero no nos damos cuenta de que existen hasta que no nos los cuentan.

De todo lo comentado durante la formación, una de las cosas que más me sorprendió es el cambio de actitud hacia la búsqueda de empleo que existe actualmente, parece ser que aquel documento impreso en papel llamado Curriculum Vitae, y acostumbrando a volar de mesa en mesa, ahora va camino del olvido y lo que se impone es tener una estrategia bien estudiada de Personal Branding.

Para aquellos que no sois “marketinianos”  Personal Branding no es otra cosa que posicionar nuestro nombre, que será nuestra marca, como expertos profesionales en el área que queramos destacar. Destacar nuestra marca de entre la multitud a través de diversas estrategias de marketing tradicional, ahora aplicadas al e-marketing, con el único fin de crearnos una reputación profesional. Implementar las acciones de comunicación sobre nosotros mismos, como si productos de un gran supermercado fueramos, y alcanzar nuestro objetivo : hacer que el “comprador” nos elija a nosotros en el lineal antes que al “producto” que compite con nosotros por esa “cuota de mercado”.

Pero no nos equivoquemos, debemos tener marca sí, un personal branding diferenciado de los demás, pero sólo lo consigueremos con un buen producto detrás, si el producto falla, por mucho que nos esforzemos en aplicar las mejores herramientas de marketing, poco conseguiremos, el Ciclo de Vida de nuestro “producto” en el “mercado” se acortará tan rapidamente que no tendremos tiempo ni al “relanzamiento” más tenaz.

El producto puede fallar ante diferente situaciones, la más común y fácil, es en comunicar aquello que no existe, si no somos francos con la identidad comunicada, cometeros el grave error de crear una expectativa que no se cumplirá, ¿ volveriamos a comprar un detergente que nos prometia unas camisas limpias y radiantes, cuando no conseguió ni quitar una sencilla mancha?  Eso es precisamente lo que sucede al comunicar una identidad que no nos correspondeo que , simplemente : no existe, no es eficiente ni productivo crear expectativas sobre nuestra marca que no vamos a poder asumir como profesionales.Recordemos que esto ya existía en el Curriculum Vitae ¿cuántos mentieron en algo tan básico como el nivel de idiomas? Ahora con la propulsión de las nuevas tecnologias, que para nada son nuevas ya, estos huecos encubiertos no son más que una trampa para los propios ejecutores de la misma. Quedar en evidencia y dar fe de una formación, experiencia o proyecto en el que no se ha participado o que no se han conseguido finalizar, no conseguirá otra cosa que, más lejos de la intención, devaluar nuestro Personal Branding y nos hará perder enteros en el mercado laboral de manera sustancial.

Por ello, una de las estrategias más recomendadas de Personal Branding es la de comunicar una Identidad que corresponda con la realidad, que no distersione, en ningún momento, la imagen profesional que se han de crear de nosotros y de nuestra trayectoria profesional, y que, por último, nos ayude a cotizarnos al alza y a posicionarnos como los expertos en el tema que realmente podamos ser.

Anuncios

Comparte tu opinión sobre este tema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s