EL RESPETO Y LA VALORACIÓN DEL TALENTO


El talento suele asustar por naturaleza, ya que en la organización empresarial es visto como una amenaza por aquellos empleados que no disponen de ese talento, sea este talento valorado o no por la corporación. Asimismo el mismo responsable directo del empleado con talento, suele identificar a dicho empleado como una amenaza para su puesto de trabajo como responsable, por lo que el talento tiende a asustar y a provocar reacciones adversas del entorno contra el talento.

Disponer de empleados con talento es necesario para que las organizaciones progresen en su camino empresarial, por eso hay que, una vez captado o descubierto, se debe de mimar para no dejarlo escapar, por asi decirlo, el talento es un valor que cotiza al alza y en el cual las corporaciones deben de invertir.

El hecho de que una empresa aprenda a separar el talento de otras competencias, es todavia una asignatura pendiente en muchas empresas, pero si bien es necesario que estas aprendan, no sólo a descubrirlo, sino también a saberlo retener, y sobretodo a no contemplarlo como una amenaza, ya que los empleados con talento son fundamentales para que las organizaciones corporativas puedan crecer y desarrollarse en el mercado, de lo contrario, esta ocurriendo que la empresas que no son capaces de descubrir ni de retener el talento de sus empleados tienden a desaparecer en su mercado por la falta de competitividad empresarial y debido a la fuga de talento de su empresa, son empresas normalmente orientadas al fracaso.

Por ello el talento se define como uno de los valores más cotizados en la empresa. Actualmente existe un cambio en la gestión de recursos humanos en aquellas empresas con visión de mercado y de futuro. Estas empresas pretenden aplicarse un cambio en la gestión del talento hacia la valoración de las necesidades de sus trabajadores en su puesto de trabajo, ya que aquellos empleados que disponen de talento y no se sienten valorados por la empresa, tienden a buscarse un trabajo que supla mejor sus necesidades de motivacion laboral, este hecho no siempre tiene relación con una motivacion económica, sino más bien con una motivación entorno al proyecto y hacia el respeto por parte de la misma empresa respecto a las cualidades del trabajador como tal.

Así pues es necesario que el talento no asuste a aquellos empleados que no lo tengan, sean responsables de departamento o no,  y permitan que el trabajador con talento se sienta feliz en la corporación y pueda aplicar su talento en ella, para evitar la fuga de talento hacia otra organización. El talento debe ser motivado, animandólo a participar en proyectos de acuerdo a su valúa profesional y retribuyéndolo de acuerdo a sus consecuciones profesionales, y de acuerdo a la productividad generada para la empresa.

Nadie es imprescindible en una empresa, pero cuando existe talento, por el bien de la gestión empresarial y de la cuenta de resultados, este no debe ser desperdiciado ni ignorado, sino todo lo contrario, debe ser valorado y respetado para que permita conseguir mayores logros a la empresa.

* Articulo publicado en America Retail , la primera comunidad del retail en Latinoamérica, el 03-02-2015

Anuncios

2 comentarios sobre “EL RESPETO Y LA VALORACIÓN DEL TALENTO

Comparte tu opinión sobre este tema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s