¿REDES SOCIALES? SÍ, PERO ¿A QUÉ PRECIO?


REDONDOCRISTINA SSMM

Pocos directivos conocen que unas redes sociales corporativas no se gestionan igual que unas redes sociales personales, por ese motivo, bajo esa ignorancia empresarial que es un gran error, se dan fracasos sonadisimos a nivel corporativo, y que dejan en evidencia, no sólo la poca calidad de gestión en el área directiva, sino también la falta de profesionalidad en la toma de decisiones llevada a cabo por los responsables de la empresa, haciendo pagar un precio muy alto por la mala gestión a la marca en cuestión.

Al frente de las redes sociales de una empresa no podemos poner a cualquier persona, aunque esta esté trabajando en el mismo departamento de comunicación o marketing de la empresa, puesto que una persona trabaje en comunicación o marketing no significa que sea el profesional adecuado para ese puesto en concreto.

Para gestionar unas redes sociales corporativas, no sólo debes de disponer de las competencias profesionales suficientes para saber gestionar unas redes corporativas ( conocimientos en comunicación/marketing digital, formatos, calidad de los contenidos, herramientas de control y difusión, engangements, rankings, hahstags, links, estrategia digital, etc…), sino que también debes de disponer de unas competencias psicológicas adecuadas.

Una de las principales cuestiones que debe asumir esa persona es que debera estar casi las 24 horas pendientes de las reacciones de las redes, y por supuesto, esa responsabilidad son pocos los que son capaces de asumirla, no sólo porque los órganos directivos de la empresa tienden a no valorar ese detalle del puesto, sino porque la mayoria de trabajadores no esta dispuesto a sacrificar su tiempo personal en trabajar horas gratis para la empresa, o lo que es lo mismo: gestionar una red social corporativa. No todos los profesionales de la comunicación digital corporativa lo han sabido asumir hasta ahora, recientemente leí en Twitter como un usuario se quejaba de que cómo era sábado tal responsable de redes sociales al frente de una conocida marca no trabajaba y no le respondió hasta el lunes siguiente, mal asunto en redes sociales corporativas, dónde la respuesta buscada es precisamente la contraria.

Por supuesto que existe la monotorización de datos, pero obviamente la creación de engangement no se puede monotorizar todavía, hemos adelantado mucho en digitalización, pero aún no hemos inventado aquello respuesta que se adelante a la respuesta humana, aquello que gestione la interacción entre humanos. Esa capacidad de respuesta, dependerá en gran medida de la persona que se encuentre detrás de la red social gestionandóla. Si la persona que gestiona las redes sociales no le da la atención que merece a cada una de las redes, estas acabaran por decaer en público y por tanto en valor para la empresa. Encontramos asi, redes que no son actualizadas de por días, cuentas abandonadas por el simple hecho de generar trabajo adicional al trabajador que las gestiona, retuits no contestados ni agradecidos y un largo etc que deja en envidencia la falta de profesionalidad de la persona que esta al frente de las redes sociales corporativas, por no hablar de la pésima imagen que la empresa esta dejando en su sector.

Por lo tanto, las redes sociales tienen un valor para la empresa muy importante, que es casi directamente proporcional, a la profesionalidad de las personas que las gestionan. Si la persona es responsable y asume la importancia que representa gestionar las redes sociales corporativas, esas redes van a tener un valor incalculable para la empresa, puesto que será el mismo profesional que al tener plena consciencia de su responsabilidad, va a realizar perfectamente sus funciones y sabrá que al gestionar esas redes sociales corporativas va a actuar como altavoz de su empresa, y es a través de sus publicaciones y acciones en la red, va a darle una voz y va a generar parte del carácter de la empresa a nivel social.

La presencia en redes sociales para una empresa es importante, porque estas son actualmente uno de los altavoces más importante de la empresa en la sociedad, pero si la empresa no quiere pagar un alto precio por ello, debe de disponer del profesional integro, con las competencias profesionales y personales adecuadas, que asuma la responsabilidad de gestionar esas redes sociales corporativas, y no de una persona patidifusa que no sienta el mínimo interés ni vocación por la empresa ni por la importancia que supone la comunicación digital de esta.

Anuncios

Comparte tu opinión sobre este tema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s