DEL ERROR DE DIRIGIR Y DEL ACIERTO DE LIDERAR EN LA EMPRESA


 

Uno de los problemas actuales en las medianas empresas, es que se dan situaciones empresariales negativas porque el equipo directivo dirige y no lidera. Se ha demostrado a diversos niveles que actualmente la empresa requiere de líderes que sepan motivar equipos, y no de jefes que pretendan sumisos en sus empleados. Los verdaderos equipos de trabajo se autodirigen solos, porque están formados por personas maduras y responsables, que, como buenos profesionales, saben perfectamente lo que hay que hacer cada uno en su puesto de trabajo.

La tendencia actual en las empresas de éxito es que el concepto de jefe desaparezca, que los organigramas pirámidales pasen a la historia, y , que se trabaje por objetivos y por equipos. Todos a un mismo nivel de trabajo. De ahí el desarrollo y ejecución de cuadros de mandos integrales, de planes estratégicos y de asignación de competencias a través de responsabilidades individuales y de la sinergia del trabajo en equipo.

El líder se genera cuando la persona que actua de líder conoce perfectamente el plan estratégico a implementar por la empresa, sabe el objetivo y como comunicarselo a los empleados, para que estos no sólo se sientan motivados para alcanzar ese objetivo, sino que también, quieran trabajar con el resto del equipo para alcanzar el desarrollo completo del proyecto trazado. El líder no obliga a unas tareas, el líder colabora con esas tareas porque es el primero que ayuda en la consecución del objetivo, sin poner trabas a su equipo. El equipo, en consecuencia, colabora y es capaz de alcanzar sinergias entre los otros miembros del equipo para que todo llegué a buen puerto.

La forma de trabajar cambia y evoluciona a vías mejores. Se trata de trabajar cómodos y con conocimiento de lo qué se hace y hacia dónde se va por parte de los trabajadores. La época de entregar tareas en mano, con hojas manuscritas o fotocopiadas ha pasado a la historia. Ahora se trabaja via internet, con videoconferencias, ya sea con los dipositivos mobiles que sean, pero con un uso correcto de las tecnologias y herramientas de trabajo actuales. Por ejemplo, con las tecnologias existentes hoy en día, las reuniones presenciales para dirigir un equipo deberían ser cosa del pasado, pero sin embargo, aún hay alguno que no se ha enterado de la evolución y aún las prefiere llevar a cabo.

Hay muchas empresas que deben dar ese cambio, y ser más flexibles en su evolución porque continuan estancadas en su olvido, y siguen sin adaptarse a su entorno, porque esos directivos no conocen su hoja de ruta y si la conocieran no la comparten con sus equipos. Provocada por esa falta de flexibilidad y no saber qué hacer, se encuentran que no saben actuar en la empresa, son directivos que se encuentran perdidos en el momento de definir objetivos, y en consecuencia tampoco saben diseñar un plan estratégico, es obvio que tampoco saben cumplirlo.

REDONDOCRISTINA MANAGEMENT CONSULTING LIDERAZGOSon esos directivos que no saben lo que significa planificar, actuar o marcar indicadores, cumplirlos o corregir las desviaciones. Esos directivos que aún no conocen el camino a seguir por su empresa, y van perdidos y desorientados sin saber qué explicar a su equipo. Como consecuencia de estos directivos, el equipo de trabajo intenta trabajar, pero sin embargo, va a trancas y barracas, como se dice coloquialmente, y no para de caerse e intentar levantarse una y otra vez, para recorrer un camino que intuye a veces, pero, en cambio nadie se ha detenido a explicarlo, porque ni el jefe, y me refiero al que actua de jefe y no de líder ( como debería de ser) ha sido capaz de trazar el camino a seguir como buen directivo, para que su equipo lo siga.

El final de la historia posiblemente sea conocido por muchos: empleados que buscan empleo y una oportunidad de desarrollo en otras empresas, jefes psicopatas con complejo de dictadores, empleados con bajas diversas: por gripe común, por depresión, por virus intermintentes , y un jefe que pone pegas a todas las iniciativas laborales de sus empleados, y que manda, ordena e impone en vez de liderar,en fin: esos ambientes de trabajo totalmente tóxicos y más dignos de analizar en un caso para perfiles de riesgos psicolaborales que otra cosa. Y es que dirigir debe ser sinónimo de liderar. Y si dirigir ha llegado a un momento en que no es sinónimo de liderar, entonces mejor dejar de dirigir.

Anuncios

Comparte tu opinión sobre este tema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s