Il Dolce Far Niente


“Yo tengo muchas culturas y no renuncio a ellas.
Tengo muchos países y no pertenezco a ninguno
pero soy de todos”
Marguerite Yourcenar

 

1O se han convertido en siglas históricas, que entran a formar parte de la historia de España, aunque a España no le parezca buena idea. Esta situación, tiene la suficiente fuerza social como para no ignorarla. Creo que para Catalunya ya forma parte de la historia. No hay que negar la evidencia, no hay que eludir la realidad. La realidad del día a día, porque eso es lo que conforma la historia.

1O visualmente parece el resultado de un partido de futbol, pero no es así. Aunque parece que todos quieran marcar un gol y ganar la jugada. En ocasiones, debo decir que esto es más que un partido de futbol, aunque también se podría confundir con un partido de tenis. Donde unos tiran la pelota y los otros la devuelven, o donde unos intentan el punto y los otros lo esquivan.

También podría ser el título de una obra de teatro. Un teatrillo de miércoles cualquiera, donde los actores cobran sueldos desorbitados, y sin merecerlos, por representar su teatrillo. Un teatrillo donde los actores han sido elegidos democráticamente por unos ciudadanos, que en algunos casos han puesto todas sus esperanzas de futuro en ellos. Ciudadanos que han perdido la fe por la falta de diligencia en la interpretación de todos esos actores políticos. Fe. Democracia. Diligencia. Cuanta hipocresía. Cuanta falacia.

Pero dejémonos de teatrillos, que esto del 1O es la realidad. Ahí va el futuro. Un futuro incierto como desde hace décadas. Como hace años. Aunque quizás ahora sea más incierto que nunca.

Y parece que nos olvidamos, y en vez de avanzar como país, retrocedemos como personas, y volvemos a tropezar en la misma piedra de siempre. Política.  Democracia. Votar o no votar. ¿estáis seguros que se trata sólo de eso?.

Deberíamos revisar el pasado, y no olvidar nuestra historia. Actuar sin miedo a repetir los errores del pasado. Actuar pero no como en los teatrillos de los miércoles, sino como actúan los escaladores que alcanzan la cima: con estrategia, con inteligencia, con el corazón que se pone en las cosas que nos apasionan, pero sobretodo, seamos conscientes de nuestras elecciones y de sus consecuencias.

Y no olvidemos, que 1O no es el resultado de un partido de futbol, ni de tenis, y de que aquí no se viene a jugar ni a ganar, aquí simplemente se viene a vivir. A vivir en paz, si puede ser.

Anuncios

Comparte tu opinión sobre este tema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s