Alvar-Masllorens-a-la-llibreria-la-temeraria-2-620x330

Àlvar Masllorens. Escritor.

Àlvar Masllorens (Barcelona, 1962) Licenciado en Historia de Arte, librero, editor y escritor. Como librero lo encontraremos en la Llibrería La Temeraria (Calle Goleta,7 de Terrassa), una de las librerías con más encanto y pasión por la literatura de Terrassa. Pero también, como editor, lo podremos encontrar a la Editorial La Temeraria, una editorial independiente que realmente siente compromiso por la literatura, y donde encontraremos ejemplares de autores publicados con una gran calidad literaria. Como escritor, además de participar en varias obras colectivas en los géneros de ensayo y literatura infantil, es autor de “Réquiem y otros poemas” (Deriva, 1996), la novela “El sonido inaudible de las estrellas” (Proa, 2002. Premio Roc Boronat, 2001) y la obra de teatro Espaldas (inédita). Àlvar Masllorens ha publicado “En brazos del padre” en agosto del 2018, novela con la que este año ha sido nominado por Òmnium Cultural como una de las 24 novelas en lengua catalana que optan al Premio Òmnium a la mejor novela del año, en el que un jurado independiente y de prestigio valora las mejores novelas del año, después de una selección previa por parte de un comité, y escoge las tres obras finalistas que se dar a conocer durante la Festa de Santa Llúcia ( en diciembre). El objetivo de este premio es dotar de prestigio la literatura catalana (dentro y fuera del propio ámbito cultural), crear un canon de las mejores novelas publicadas y fomentar las traducciones. Por este motivo, hoy conversamos con el escritor, pero sin dejar de lado el librero, ni tampoco el editor, porque todos ellos suceden entorno a la literatura, al final. Hablamos, en definitiva, de todo aquello que significa para Àlvar Masllorens escribir.

CR : ¿Cómo surgió la idea para crear la historia narrada a En brazos del padre? Qué te motivó a escribir esta historia?
AM: Normalmente parto de unas bases sobre las que quiero escribir, y esto suele darte el tono y el tema a partir del cual desarrollar la trama mínima para dar salida a las inquietudes sobre las cuales quiero hablar. Además, tuve muy claros enseguida los personajes que tenían que sostener el discurso de la novela, y esto siempre facilita mucho el proceso de escritura.

CR: ¿Cómo definirías el proceso creativo que has vivido mientras escribías En brazos del padre?
AM : La novela está escrita a lo largo de dos periodos diferentes, separados en el tiempo. Esto por una cuestión puramente personal, laboral, de hecho. Generalmente tengo las ideas muy claras de lo que quiero decir, y la novela mentalmente estructurada, con lo cual el proceso lo vivo intensamente, siempre, acompañándote en el día a día, y disfrutando de los momentos reservados para la escritura. Es más un proceso racional, mental, que fluye durante los momentos de escritura recogiendo los frutos de aquello que se piensa previamente. Para mí es disfrutar, porque soy muy lento en la hora de escribir, y corrijo poco, a pesar de que es una parte fundamental dentro del proceso.

CR: ¿Cuánto tiempo tardaste en tener completamente acabado el libro En brazos del padre?
AM: Si sumamos los dos periodos a que antes me refería, aproximadamente entre un año y medio y dos años. Es una novela breve, pero intensa.

CR: ¿Planificaste la historia antes de escribir o bien improvisaste a medida que escribías la trama?
AM: Para mí la trama viene a justificar aquello sobro lo que quiero hablar. Es el hilo que conduce la historia para el lector, y hay que cuidarla, pero generalmente ya la tengo bastante dibujada cuando inicio el proceso de escritura. Sí que hay después, pequeños cambios que vas introduciendo a lo largo del proceso de elaboración de la obra, pero nunca cambian la arquitectura de la novela.

CR: ¿ Cuál fue tu mayor influencia para escribir En brazos del padre?
AM: Honestamente, creo que no podría rastrear influencias concretas para esta novela. Sí que tengo claras las influencias recibidas en mi manera de escribir, que son diversas y, si me lo permites, íntimas. Lo que sí que hay, y creo que nos pasa a muchos autores, son escritores de referencia que, mientras estamos escribiendo, nos los tenemos que “prohibir” leer porque pueden marcarnos en exceso en el momento de escribir.

CR: ¿Si tuvieras que elegir un personaje de En brazos del padre para escribir otra novela, a quién elegirías?
AM: No creo que nunca recuperara un personaje que ya ha salido en una de mis novelas, pero si tuviera que elegir uno, sin duda, sería el de la Maureen, que me parece que es el que podría dar todavía mucho de juego y que es, por pasiva, el personaje protagonista de la novela.

CR: Háblanos de las localizaciones que has elegido para En brazos del padre ¿Tienen algún significado especial para ti como escritor?¿Has estado personalmente? O bien ¿Los vinculaste a la historia por algún motivo que creías procedía a la historia? Explícanos y háblanos sobre las ciudades y lugares que aparecen a la novela.
AM: De hecho, todos los lugares que menciono y dónde pasa la acción, son lugares donde he vivido o pasado largas temporadas, y con una significado especial para mí. Salvo la ciudad de Bristol, donde no he estado nunca, pero por razones obvias cuando se lee el texto, necesitaba que saliera por un personaje real que aparece.

CR: ¿A quién recomendarías leer tu novela En brazos del padre?
AM: Pienso que en el caso de mi última novela, el espectro de posibles lectores es muy amplio. Pero muy especialmente a todas aquellas personas a quienes los gustan las obras intimistas, de reflexión, con personajes con conflictos de relaciones que, al final, es lo más importante en mis libros.

CR: ¿Qué escena del libro es tu favorita?
AM: Con franqueza, me costaría mucho elegir una. Pero si me haces elegir, quizás me quedaría con la escena final, por el que supone en el contexto general del libro.

CR: ¿Cómo te sentiste cuando te informaron que En brazos del padre habia sido seleccionada por Òmnium Cultural como una de las 24 novelas en lengua catalana del año? ¿Cómo fue aquel momento? ¿Cómo te lo hicieron saber? Explícanos el momento, tus impresiones, y tu experiencia con esta nominación.
AM: Como que esto es una cosa absolutamente inesperada, fue un momento muy especial. Contentísimo y orgulloso a la vez, porque un Comité selecciona tu libro; por lo tanto, ven algunos valores en concreto. Es una gran satisfacción, ciertamente. Lo supe a raíz de una llamada, porque querían contactar con la editorial para hacérnoslo saber. Y como me llamaron a la librería, pude hablar directamente con ellos.

CR: ¿Has leído algunas de las otras novelas nominadas? ¿Qué te parecen?
AM: Sí, he leído algunas, y puedo decir que entre las 24 hay grandes libros. Pero, para ser honestos creo que de momento no puedo pronunciarme sobre las que he leído. Todavía no.

CR: Volvemos a ti como escritor, cuando escribes ¿ Piensas en un determinado grupo de lectores, o te dejas llevar por la historia narrada sin pensar más allá de quién lo leerá?
AM: Nunca pienso en los lectores. Creo que esto podría condicionarme. En algún momento te cuestionas sobre cómo puede recibir el texto, o alguna parte del texto, un lector tipo (inexistente, pues). Pero necesito estar muy seguro de lo que hago. Cuando doy el texto por acabado tiene que satisfacerme a mí. Entonces estoy seguro, sobre el hecho de que guste o no, o bien a mucha o poca gente, me resulta indiferente en el sentido que no cambiaría nada por este motivo. Evidentemente, pero, a todos nos gusta que nos lean y satisfacer el máximo de lectores posibles.

CR: ¿Cuánto de tiempo dedicas a escribir normalmente? Tienes unos hábitos de escritura fijas, un lugar donde necesitas escribir siempre, o bien puedes escribir en cualquier momento a cualquier lugar, comparte con nosotros un poco tus hábitos como escritor.
AM : Procuro tener siempre reservado un espacio de tiempo fijo semanal, y esto me permite sumar varios momentos que araño en el día a día. Además, procuro ponerme una hora antes de ir a la librería, de 3 a 5 días en la semana. También llevo siempre encima una libreta donde tomo notas o ideas que se me ocurren, para poder desarrollar cuando estoy escribiendo. Y esto lo hago en casa, en el estudio.

CR: ¿Qué crees que es lo mejor de ser escritor?
AM: Para mí, dar salida a una necesidad vital.

CR: ¿Cuál es tu máxima aspiración como escritor? ¿Tu máximo sueño que te gustaría hacer realidad como escritor?
AM: Cómo he dicho antes, el propio proceso de escritura es un disfrutar en sí mismo; Y una necesidad. Por lo tanto, la aspiración es ir mejorando en cada nuevo libro, partiendo de la premisa que estos no se dan por cercados hasta que no te satisfacen a tú como escritor.

CR: Tenemos la suerte que encontramos en ti las tres figuras profesionales del mundo literario en una única persona, por lo tanto nos podrías decir ¿ Qué es mejor ser escritor, librero o editor?
AM: Las vivo todas como diferentes facetas de mi vida. Pero para mí no hay nada comparado al acto de escribir. De todas maneras, disfruto muchísimo de las tres.

CR: ¿Qué lecturas te gustan más leer? Y ¿Cuáles son tus autores preferidos?
AM: Generalmente, además de poesía y ensayo, leo mucha ficción. De carácter intimista o no, pero especialmente aquellas que te descubren una mirada diferente y enriquecedora sobre las personas, sobre la vida, sobre las relaciones. Creo que la literatura nos tiene que interpelar, como autores y como lectores.

CR: ¿Qué lectura recomendarías leer a alguien que no ha leído nunca pero que quiere adquirir el hábito de la lectura?
AM: No hay una receta única. Hay que hablar con el lector que llega a la librería y ver qué es el que más se puede adaptar a él. Esto es el que he hecho siempre como librero; es una premisa básica.

CR: ¿Qué consejo darías a alguien que se quiere dedicar a escribir?
AM: Ante todo, que lea mucho y lea bien, con espíritu crítico y aprendiz a sacar el intríngulis del texto en sus diferentes aspectos. El segundo paso, para mí imprescindible, es que se ejercite tanto como haga falta hasta que encuentre su propia voz, cosa que no siempre se tiene en cuenta.

CR: Y por último, sabemos que estás preparando un nuevo libro, nos podrías avanzar algo…
AM: De hecho, continúa hablando sobre aquellos temas que ya han aparecido en las dos novelas publicadas y en el resto de mi obra: reflexiones tanto sobre el hecho creativo, como de relaciones humanas. Esto último, ampliando o disminuyendo el foco según el momento y las necesidades. Me interesa el cuestionamiento sobre qué somos, como nos relacionamos con el mundo que nos rodea y entre nosotros. El hombre es un ser fantástico, capaz del mejor y del peor, y todos llevamos la semilla de ambos extremos. Cómo nos relacionamos suele indicar la pasta de que estamos hechos, sí, pero hay muchos condicionantes externos que hay que saber ponderar en su justa medida.

 

* Entrevista realizada por Cristina Redondo y publicada en el apartado Ultimes noticies de la sección Racó Literari del Diari de Sant Quirze el 17/12/2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.