Anna Fernández

“El arte es un tipo de cura, algo que todas necesitamos”

Anna Fernández

Anna Fernández (Sabadell, 1986) es licenciada en Historia del Arte y tiene el máster de profesorado en educación secundaria y bachillerato. Ha trabajado durante muchos años como librera y actualmente se dedica a la docencia. Cova ( Editorial Fonoll) ha sido el primer poemario que ha publicado y que ha llegado a su segunda edición este último verano.
Siempre que puedo, recomiendo asistir a los actos de presentación que Anna Fernández ha hecho de su poemario Cova a lo largo del territorio catalán. Tuve la suerte de poder asistir al primer acto de presentación de Cova, en abril del 2019 en Terrassa, y fue todo un disfrutar artístico.
Aquella presentación de Cova fue un acto lleno de belleza y poesía que nos emocionó a todos los presentes, y soy consciente que Anna Fernández y su equipo de Covaires acostumbra a repetir este formato de presentación, incluso a mejorarlo en cada acto, y es que las presentaciones de Cova no dejan a nadie indiferente precisamente por eso, para tratar la poesía con el cariño y amor que tenemos los que nos gusta la literatura.
Los Covaires que conforman el resto del equipo de presentación del poemario de Anna Fernández son Toritaka Tokumei, escritor y profesor de la Escola Bloom, que ha escrito la Clivella ( Grieta) inicial con la cual abre el libro de poemas a manera de prólogo, la ilustradora Judith con H, que ha complementado la lírica de Cova con el atractivo de sus ilustraciones, y Nunu Garcia, musicóloga y cantante que ha musicado algunos de los poemas Covaires, interpretandólos también durante las presentaciones del poemario. Entre los cuatro, conforman un equipo que, con su arte y conocimientos, despiertan en los lectores presentes el deseo de querer adentrarse en la Cova ( Cueva)  y pintar bisontes también como el resto de Covaires.
El poemario Cova publicado por Editorial Fonoll está constituido por 30 poemas escritos por Anna Fernández, una autora joven, que humilde, nos habla de su poemario, momentos antes de otra presentación Covaire.

CR: “Solo el cambio revela la condición” (del poema Crecer). “Excavar” la Cova te ha hecho evolucionar como poeta?
AF: Sí, claro. Vivir es evolucionar sin remedio, es cambio de perspectiva contado. Vivir es mudar y escribir me ha hecho consciente de esta muda. Una muda que me libera.

CR: Cova se divide en dos partes, una Cóncava y otra Convexa ¿Por qué esta división? ¿Qué significado tiene que un poema pertenezca a la parte Cóncava o a la parte Convexa de Cova?
AF: Separé el poemario en dos cuando ya lo estaba escribiendo, cuando estaba dentro de la Cueva ( Cova). Con esto quiero decir que no fue nada premeditado, sino que, al crearlo, me di cuenta que existían dos partes y que, seguramente, expresaban dos momentos del proceso creativo. Un proceso creativo estrechamente ligado al camino de mi luto y mi cura. Todo proceso emocional pide etapas y miradas. Observamos el luto, la pena o la alegría desde diferentes puntos de vista, cóncavos o convexos, en este caso.

CR: El poemario se llama Cueva (Cova), palabra que empieza con “C”, con un prólogo inicial denominado Grieta ( Clivella), palabra que también empieza con “C” en Catalán , idioma original del poemario, y los 30 poemas que conforman la Cueva también titulados con palabras que inician con “C”, divididos en dos partes la Cóncava y la Convexa ¿Qué tiene de especial la “C” dentro de Cova? ¿Por qué esta repetición de la “C”?
AF: Tampoco lo tenía previsto, y de hecho aconteció este ‘juego lingüístico y fonético’ que, a priori, no estaba dentro de mis planes, precisamente porque creía que elaborar este tipo de filigranas no me representaba demasiado. Pero después entré de pleno y tenía todo el sentido del mundo. La letra C tiene forma de Cueva, es cóncava y convexa, como prácticamente todas las cosas, dependiendo de cómo las mires, y su sonido, a veces cacofónico, es delicado como una grieta.

CR: En lo referente a la Grieta ( Clivella, en catalán) , el prólogo escrito por Toritaka Tokumei, él cierra la Clivella ( Grieta ) de Cova ( Cueva) con una reflexión “Hoy todas pintamos bisontes”. ¿ Es esta Cueva el lugar donde todos podríamos pintar bisontes? ¡Por qué? ¿ Qué representa el hecho de poder pintar bisontes dentro de Cova, Anna?
AF: El bisonte representa el antídoto contra el miedo, la manera que tiene el hombre de enfrentarse en el mundo cuando sale de la Cova. De aquí que empieza a pintar, en las cavernas capta el mundo desde otra perspectiva y es justamente porque pinta bisontes que esta mirada cambia. El arte es, pues, una manera de curar, algo que todas necesitamos.

Fotografia de Anna Fernández y Cristina RedondoCR: En una parte del poemario se menciona a Clàudia Masin con su dicho “Porque nos damos los unos a los otros, / aún el terror o la tristeza / viene del mismo deseo: curar y ser curados”¿ Cuánto hay de curación dentro de esta Cova? ¿Cómo te has sentido creando Cova?
AF: Volvemos al mismo. El arte como herramienta reparadora. Y en esto, este verso de Masin me gusta muchísimo porque recupera una idea con la que estoy mucho de acuerdo: incluso cuando hacemos daño, cuando estamos tristes y somos injustos o poco honestos partimos de la misma necesidad y carencia: recibir y dar amor. Una cueva puede ser un lugar frío, oscuro y hostil o un refugio acogedor, siempre dependerá del que necesitamos, de nuestro prisma y del que haya fuera. Pero una cosa es clara: siempre late con y desde el amor.

CR: “Ahora vivimos todos en camino sin salida gigante” (Criaturas) ¿Cómo somos estas Criaturas Covaires que habitamos dentro de la Cova, Anna?
AF: Hay muchas, de criaturas covaires. Las que habitan en ese camino sin salida gigante son las mismas que florecen en un jardín botánico o que vagan por travesías áridas. Todo lo que nos pasa nos hace falta.

CR: Después de escribir Cova ( Editorial Fonoll) ,¿ Cuál es la parte más satisfactoria de escribir poesía para ti Anna?
AF: Supongo que poder compartirla con los que quiero, con los que lo disfrutan o lo necesitan. Haber topado con Judith, la ilustradora, con Nunu y con Toritaka… Haber intentado crear belleza del dolor, esto me parece indispensable para escribir. Y para vivir.

CR: Explícanos ¿ Qué sientes cuando lees en voz alta para el resto de los Covaires que te hemos sentido recitar tu poesía? ¿Que te pasa por la cabeza y por el corazón en esos momentos?
AF: Pues depende. Siempre depende del día, del lugar y del momento, pero es verdad que siempre estoy un poco nerviosa. Me considero una persona sociable y no demasiado tímida pero cuando son cuestiones de trabajo o artísticas tengo un gran sentido del ridículo. Me siento bien, pero también inquieta.

CR : Y la primera vez que compartiste públicamente tus versos de Cova en voz alta ¿Cómo fue de especial para ti?
AF: Fue muy especial. También el hecho que fuera dentro de Elixir, un festival que admiro tantísimo. El lugar, el espacio, la gente… Fue mágico, tengo la sensación marcada y siempre me cuesta poner palabras. Y ya me gusta que haya cosas indescriptibles.

CR: Dentro de Cova ¿ Hay un poema que prefieras más que el resto? Si es así, ¿cuál es tu preferido?¿ El que más te gusta de todos? Y ¿el que menos?
AF: Es muy complicado para mí responder a esto. Hay una parte de mí que le gustaría escribir mejor o que piensa, incluso, que no sé demasiado. Pero cuando soy justa y honesta conmigo misma reconozco que respeto y aprecio todos mis poemas, porque representan un momento y una Anna concreta, la de unos instantes. No puedo renegar de nada. Aunque ahora hiciera las cosas diferentes, o tuviera otra manera de escribir, no podría rechazar poemas pasados. Me pasa lo mismo con los tatuajes.

Anna Fernández y Cristina Redondo xerrant sobre Cova, Editorial Fonoll, primer poemari de l'Anna Fernández

CR: “Creer no era cuestión de tiempo. Solo pura climatología” (Conjeturas) Una pregunta que seguro te han hecho muchas veces, sobre todo si se han leído el poemario y han podido disfrutar de la presentación del mismo: ¿ Para cuando el próximo poemario?
AF: ‘Crear no era cuestión de tiempo, solo pura climatología’. Y es así: no puedo saber cuánto tiempo necesito, a pesar de saber que debo tener constancia y disciplina, pero sí que sé que me hace falta un ambiente, un clima, una motivación. La investigación de la inspiración, que le dicen.

Muchísimas gracias Anna Fernández, por haber creado esta “Cova” publicada por Editorial Fonoll, y por esta entrevista que tan amablemente nos has respondido. Todos los que nos sentimos Covaires deseamos leer pronto tu próxima publicación poética, será muy bienvenida en el momento que llegue.

 

* Entrevista realizada por Cristina Redondo y publicada en el apartado Ultimes noticies de la sección Racó Literari del Diari de Sant Quirze el 29/01/2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.