novedades literarias novela negra dones escriptores catalanes actuals

Feliz Navidad, todo el año

La Navidad auténtica va más allá de un regalo bajo un árbol, de tres reyes en un portal de Belén con oro, incienso y mirra y de una cola eterna para pagar en el supermercado equivocado.
La Navidad no es regalar porque toca, no es comprar felicidad con una tarjeta de crédito forzada a base de odiosas horas robadas al sueño para trabajar en una fábrica. La Navidad no es comprar felicidad éterea, de la que se desvanece al segundo, el segundo que tarda en caerse al suelo el papel de envolver el regalo.
La Navidad es compartir cualquier vivencia en cualquier momento del año y en cualquier lugar del mundo. La Navidad no es sólo esperar a un 25 de Diciembre para compartir con los nuestros, y, sin embargo, pasar de largo y con prisas el resto del año.
Aquel que realmente siente el espíritu de la Navidad, es aquel que lo siente siempre, no sólo en estos días del año. El que siente realmente la Navidad es aquel que te sorprende con un regalo sin ser una fecha señalada, el que se preocupa con “pero y ¿cómo estás tú?” en medio de una conversación animada, y aquel que con una sonrisa te mira los días más nublados.
La Navidad es no tener el corazón hueco y helado, sino acogedor y sensato. La Navidad no es un vacío en el dialogo, ni un silencio por respuesta, no es un ignorar aquel que se sienta a tu lado porque simplemente: nos molesta.
La Navidad es compartir momentos mágicos en cualquier momento del año, y en cualquier lugar. Quienes viven así la Navidad, son personas únicas y especiales, con la capacidad de sentir esos momentos como únicos, con el corazón educado para dar más que para recibir.
La Navidad es un beso inesperado, y un abrazo esperado, es una llamada al amigo lejano, y es un “te espero a que vengas” y “sin ti no empezamos”, es una limosna al desconocido y un grado de fe en aquel que nos ha herido.
La Navidad es eso que muchos odian por todo esto comentado, y sin embargo, otros celebran superficialmente, sin pararse a pensar en todo esto, como un Il Dolce Far Niente que no quiere ver ni percibir la dura realidad que le rodea.
La Navidad es ese dulce tan esperado por unos y tan indigesto para otros. Feliz Navidad, especialmente para todos aquellos que la sienten durante todo el año.

* Articulo publicado en la Columna de Cristina Redondo: Il dolce far niente,  sección Tribuna del Diari de Sant Quirze  el 21/12/2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.