escriptors catalans vius novela negra española penguim random house

Vergüenza ajena

Siento vergüenza ajena. Que en pleno 2017 estemos pidiendo justicia y equidad social para las mujeres. Vergüenza social. Que a una chica la violen en San Fermines y encima intenten acusarla, a ella, de autorizar la violación múltiple. Vergüenza ajena de que contraten a un detective para demostrar que la chica era feliz y hacia una vida normal tras la violación, y lo que es peor, así justificar su violación y el asalto a sus derechos como persona. Seamos responsables y seamos justos también. Que se sorteen besos de chicas en un bar de copas. Que mueran mujeres en manos de sus maridos. Que si una mujer se queja de todo esto la tachen a modo de insulto con las palabras : “feminista” “lesbiana” “amargada” o incluso “zorra”. No hay nada malo en ser feminista. No hay nada malo en ser lesbiana. No hay nada malo en ser una amargada, bueno sí… que la sociedad te haga sentir peor aún por vivir lo que vives, o ser lo que eres. No hay nada malo en ser una zorra, sobretodo si eres inteligente…pero claro si eres mujer, eso de demostrar que eres inteligente…mejor ¿lo pensamos? ¿Verdad? Seamos conscientes de todo, por favor.
Siento vergüenza ajena. Que exista el termino “violencia de genero” como si por ser de un genero u otro fuera menor o mayor la violencia. ¿ Discriminación positiva o negativa? Que la violencia siempre es violencia. No lo olvidemos. Que no es diferente el hacerle bullying a una niña que a un niño. Que no es diferente hacerle mobbing a una mujer que a un hombre. Que ambos, por ser personas, y no hombre o mujer, sufren las consecuencias psicológicas y físicas de la violencia de estos actos.
Siento vergüenza ajena. Que 1 de cada 4 jóvenes considere habitual la violencia entre parejas. ¿ a dónde hemos llegado? ¿ Tal es nuestro grado de agresividad, odio, vanidad, envidia, denigración social que aceptamos algo doloroso e injusto como es la violencia como algo habitual? Vergonzoso.
Siento vergüenza ajena que a estas alturas de la película hayamos caído tan bajo que algunos incluso hayan perdido el guión y sólo piensen en estas situaciones en un día determinado al año. No olvidemos que estos actos denigrantes y violentos, suceden todos los días. Que nadie se libra de ello. Que nuestro hijo puede sufrir bullying. Que nosotros mismos podemos ser victimas del mobbing. Y que nuestra amiga puede sufrir violencia de genero.
Vergüenza ajena. Que todo ello siga. Que todo ello se repita en mil y un sitios. En miles de momentos. Y que aún, tengamos que defenderlo socialmente para que no suceda o lo que es peor: para no olvidarnos de que todo ello existe y es real.
Siento vergüenza ajena de todo ello.

* Articulo publicado en la Columna de Cristina Redondo: Il dolce far niente,  sección Tribuna del Diari de Sant Quirze  el 17/11/2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.